La Panacea

| |

La Diosa Panakeia

A veces, nos da por una palabra o expresión y la machacamos hasta cansarnos y de paso cansar a los que nos rodean de tanto decirla, y eso a mi me pasa muuucho.

Al final consigo que todo el mundo termine hablando como yo y no se sabe quien empezó con la palabreja en cuestión...

Lo peor de esto es cuando te encuentras a alguien igual que tu; ahí viene el lío, él te lo pega a tí, tú a él y al final terminamos hablando en un idioma que solo nosotros conocemos... es divertido, pero puede resultar cargante a veces para nosotros, no digo ya, para quien nos escuche!


La última palabra machacona utilizada para todo es PANACEA y la verdad es que, como su propio nombre indica, sirve para todo! ;) Ya, de tanto decirla ha perdido, o le hemos quitado un poco su significado, así que le voy a dedicar este post y de paso hacer un poquito de memoria con ella.



"El más glorioso y hermoso de todos los dioses de la antigua Grecia era Apolo, Dios del Sol, de las Artes, en especial de la Música y la Poesía, y de la Medicina. Ésta última que inculcó en su hijo Esculapio, tan virtuoso en el arte de curar que se convirtió en el Dios de la Medicina.
Celoso el Dios Júpiter y abuelo de Esculapio, decidió mandarle uno de sus mortales rayos y acabar así con él. Pero el legado de Esculapio no se extingió con su muerte ya que había conseguido inculcárselo a sus hijos entre los que se encontraban Higiea, Diosa de la Salud y Panakeia, Diosa Remediadora de todo Mal."


"Panakeia", es por tanto una voz griega que se convertiría en "panācea" en latín y que significa "remedio universal".

La raíz es 'pan' (que significa todo) y el nombre 'akos' (que significa remedio).


Por tanto cuando nos referimos a La Panacea nos estamos refiriendo a algo tan bueno que todo lo cura, que nos quita el dolor y el sufrimiento, que sirve para todo.

¡Esto es la Panacea!

2 comentarios:

Ir arriba
gABi dijo...

tu si que eres la panacea!

Anónimo dijo...

No sabía el origen de esa palabra, recuerdo que tb me dió por usarla un tiempo, hay palabras olvidadas que nunca se utilizan pero son muy bellas. Interesante historia la tuya...