Cuestión de probabilidad

| |


¿Que probabilidad hay de que en una ciudad con casi 5 millones de habitantes, te subas a un vagón de metro y no a otro, te fijes en la persona de enfrente que sabes que te está mirando, te bajes en un determinado lugar, llegues a una cafetería, pidas un café y cuando estás removiendo el azúcar sientas una presencia a tu lado y sea la misma persona que en el metro... sigas tu camino, te montes en un autobús, busques tu plaza y allí esté él sentado, porque será tu compañero de viaje las próximas 5 horas?
Y cúal es la probabilidad de que te encuentres a esa misma persona en el viaje de vuelta, en el mismo autobus, el mismo día y a la misma hora que el tuyo (con todos los que hay) y vuelvas a montarte en el mismo vagon de metro que el... algunos direis que me estaria siguiendo... pero no, lo mas cuioso es que el siempre llegaba antes que yo...
En una ciudad como Madrid, durante unas horas sentí que alguien llevaba exactamente el mismo ritmo que yo, que hacía lo mismo que yo, al mismo tiempo que yo...y descubrí que mi otro "yo" era un gordo friki con pelos a lo afro y argentino... destino cruel.

8 comentarios:

Ir arriba
lironcillo dijo...

Jajajaja!! Confiesa... ¡¡tú le seguías a él!!

PD: mola la nueva plantilla ^^

aidanone* dijo...

Jajajaja, qué bohemio qudaba hasta que lo has descrito xD
Le hubieses dicho algo en broma! Así tipo Hollywood, que luego queda muy bien en las entradas de blog xD

Y, respecto a la probabilidad, ¡seguro que jamás encontrarás a quien quieres encontrar!

JuanRa Diablo dijo...

Jejeje, no me reconociste, ¿eh?

Javier Migueles Sánchez dijo...

A lo mejor era un asesino sueldo

Helen dijo...

Pues si era un asesino a sueldo... era bastante malo porque me tuvo a tiro muchas vecesss!:S

Vicente Rodrigo dijo...

Tu post me ha traido a la memoria la canción de Alaska y los Pegamoides
"Odio"

http://www.youtube.com/watch?v=7lVRCjqMvVQ

En esta ocasión con la voz de Carlos Berlanga.

Sr. Inferno dijo...

Es que se involucró sentimentalmente quizás

velvetinna dijo...

JAJAJAJAJAJA no he podido dejar de reirme, la madre que parió al destino. Yo leyendo rápidamente para saber en qué termina ¡¡y termina en esto!! Ainsssssss