Semana Santa II Parte "Cuenca is different"

| |



Llegamos a Cuenca el Viernes Santo por la tarde y allí ya estaban de fiesta.
La Semana Santa de Cuenca es famosa por las "Turbas" o la también llamada "Procesion de los Borrachos", que yo no pude ver porque esta procesión es madrugadora y sale al amanecer del Viernes Santo.
Pero no son todo procesiones en Cuenca...
El Sábado salimos a comer y como no, a probar algo típico, y "mi cicerone" (que además es conquense) me aconsejó que probara 2 cosas: los Zarajos y El Morteruelo y no sé cual de los dos me gustó mas.
Ya por la noche, cuando dejó de llover salimos a ver la ciudad, que si ya es espectacular de día, de noche tiene un encanto especial. Vimos las Casas Colgadas, la Plaza Mayor con su Catedral, el Ayuntamiento, las calles del casco antiguo, hasta vimos nieve!
Yo estaba deseando que nevara y creo que tanto lo deseé que el Domingo por la mañana, cuando ya nos íbamos y con un cielo azul espléndido, empezaron a caerme copitos de nieve encima! Como me dijo mi cicerone, parecía que estaba nevando para mí!
Y fué la nieve, que se volvió más intensa, la que impidió que pudieramos visitar la famosa Ciudad Encantada.
Ya de vuelta a Madrid desapareció la nieve, se fueron las nubes y el frío y apareció el sol... y es que en Cuenca todo va a otro ritmo...
No sé si será por las calles empedradas, por las cuestas imposibles, por las casas construidas en la roca, por sus impresionantes barrancos, por ese estilo medieval al que una extremeña (de Badajoz) no está acostumbrada, por la forma de aparcar de los conquenses, o por los conquenses... pero "Cuenca is different", y me gusta.

1 comentarios:

Ir arriba
ToFace dijo...

Bichón Maltés de los mejores perros la verdad