Sueños frustados

| |


Hace algunas semanas escribí un post sobre los cambios; en mi vida, en mí misma... y tan solo unos cuantos días después... puff!!! se desvanece todo.

La ilusión que te aporta imaginar nuevos retos, nuevos sitios, nuevas personas, se desvanece con los planes rotos. Lo único que te queda es aguantarte con lo que ya tenías y de lo que huías, y con esa terrible sensación de que todo te sale mal. Y la certeza de que cada cosa que has emprendido en estos últimos meses se terminará estropeando, si no ha empezado ya a hacerlo.
Podría pegar cada pedacito de mis planes e intentar seguir adelante con ellos, pero ya no sería lo mismo...Ya no hay ilusión. Esa no se puede remendar.

Cada cosa en la vida tiene su momento y yo llevaba esperando mucho el mío.
Ahora ya no sé en que momento me encuentro yo...

En el de los sueños frustados, quizá.

5 comentarios:

Ir arriba
Juan Ramón dijo...

Hola Helena
Con esto de la aventura de internet he ido a parar a tu blog, seguramente por algun interés que compartimos y que nos intercomunica. He leido muchos de tus posts y me han gustado. Como este es el último que has escrito, en este te dejo mi mensaje, y aprovecho para enviarte un afectuoso saludo que intente insuflar ánimos en los sueños que persigas (que no se frustren más)

pichiri dijo...

Querida y desconocida Helena, me dirijo a tí porque soy el Campeón Mundial de los sueños rotos. M
i karma, implacablemente, ha mutilado todas mis perspectivas alagüeñas pero yo no he cejado. Me he dado cuenta de que "nada es importante" por muy próximo y traumatico que pueda perecer. Te recomiendo que hagas como yo. Cuando llegue un contratiempo sonrie y pide al que pueda estar encargado de tales desaguisados que en el proximo se esmere un poco mas. Es una bonita forma de sufrir en vida el Purgatorio.
Nota.- Tampoco estará mal que de vez en cuando le dés un tirón de orejas.

velvetinna dijo...

Que no mujer, que cuando una puerta se cierra otra se abre, ten fe :)

Helena dijo...

bueno, puerta no sé, pero creo que se ha abierto una ventana!
:)Besitos

Anónimo dijo...

Cuando haces entradas como estas, me quedo con las ganas de que nos cuentes por qué, quizá es algo personal y sólo querías transmitir un estado de ánimo. Pero me quedo con la pregunta: Qué te hizo perder la ilusión, y sobre todo por qué? Qué ilusión era? Creo que no es suficiente. Espero que algun dia lo cuentes, aunque sea en petit comité..