Hamman

| |

Me acuerdo nítidamente de la primera vez que leí esa palabra, fué en el libro de texto de lengua de 3º de EGB. El texto explicaba en forma de cuento que era un Hamman y recuerdo que al leerlo pensé en los chorros de agua caliente, a más de 38 grados, con verdadero pavor.

Pues bien después de 18 años he probado en mis propias carnes un Hamman o baño turco y la experiencia ha sido deliciosa.


Incienso, luz tenue, velas, música árabe, té con hierbabuena, masaje relajante, cous cous con pasas, danza del vientre y por supuesto buena compañia.
El mejor plan para un domingo y comenzar la semana con energía renovada.

Altamente Recomendable.

C/ Atocha 14. Plaza de Jacinto Benavente.
Metro Sol o Tirso de Molina

4 comentarios:

Ir arriba
gabi dijo...

como nos gustó! y repites seguro, q yo lo se Helena de Arabia

JuanRa Diablo dijo...

Mmmmm, qué bueno. ¿Lo ves? Por lo que hablábamos el otro día de las ventajas de vivir en Madrid: que encuentras de todo.

Cómo apetece!
(¿La foto es de allí?)

Helena dijo...

Algo bueno tenia q tener Madrid! jejeje. Cuando te olvidas de las cosas malas, es una ciudad como mucho encanto, pero hay q saber vérselo.

Si si la foto es del Medina Ma yrit. Estan blanqueadas las paredes de la humedad y hay inscrpciones árabes en ellas... esa es la piscina templada si no me equivoco, porque tiene mas luz, la caliente es mas tenue! Solo por verlo ya merece la pena.

Anónimo dijo...

Vaya domingos te montas tía.... Quiero un domingo contigo.